Receta de galletas de calabaza para Halloween

Se acerca el Día de Halloween. Y aunque en nuestro país no tenemos una gran tradición en la celebración de esta fiesta de origen americano, en Suarco creemos que en los últimos años ha ido colándose poco a poco en nuestras vidas y a nuestros niños les encanta. Cualquier excusa vale para poder disfrazarse y comer dulces sin que sus padres les regañen por ello.

No obstante, también hay recetas de dulces que son mucho más sanas y que no contienen tanto azúcar y con las que tus hijos además de divertirse preparando, disfrutarán saboreándolas. por eso, hoy te traemos una receta de galletas de calabaza para Halloween que seguro que os encanta a todos.

Receta de galletas de calabaza para Halloween

Ingredientes para 24 galletas

  • 250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 150 gramos de azúcar
  • 1 Huevo
  • 125 gramos de puré de calabaza
  • 500 gramos de harina
  • 1 pizca de sal
  • 4 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 30 mililitros de leche

¿Cómo preparar galletas de calabaza para Halloween?

1. Para preparar el puré de calabaza, hay que hervir la pulpa de la calabaza y dejar que escurra bien. Por eso es aconsejable hacerlo la noche antes y dejarla toda la noche reposando en el colador.

2. Tamiza la harina, la canela, la sal y la nuez moscada y déjala en un lugar reservada.

3. Bate la mantequilla con el azúcar hasta que todo quede bien mezclado.

4. Añade el huevo a la mezcla e incorpora el puré de calabaza, pero sin remover demasiado para evitar que la masa coja aire.

5. Incorpora la mita de la mezcla de  de harina y cuando empiece a mezclarse, añade la leche y el resto de la mezcla de la harina. Continua removiendo hasta que la masa empiece adherirse a las paredes del recipiente. Sácala y forma un bola que dejarás reposar unos 15 minutos sin tapar para que se seque.

6. Divide la bola en dos partes y estira cada una de las mitades con un rodillo de amasar. Para que te resulte más sencillo puede hacerlo entre dos láminas de papel vegetal. Colóca las dos parte es una bandeja y mételas en la nevera unos 15 minutos.

7. Transcurrido ese tiempo, sácala de la nevera y recorta las galletas con los moldes que hayas elegido. Por ejemplo en forma de calabazas, brujas, esqueletos, etc. Para que vayan acorde con la ocasión.

8. Ve colocando las galletas sobre una bandeja de horno en un tapete de silicona o una lámina de papel vegetal.

9. Una vez que tengas todas las galletas cortadas, mételas en el frigorífico 2 horas. No son fáciles de manejar, por lo que es mejor ir enfriarlas para que la masa se endurezca y sean más manejables.

10. Mételas en el horno, que habrás precalentado a 180ºC, durante 15 minutos. Una vez listas, solamente tendrás que esperar a que se enfríen para servirlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − uno =