¿Cómo podemos limpiar la campana extractora?

Una de las tareas más costosas de la cocina es limpiar la campana extractora y no es para menos ya que es la responsable de mantener la cocina libre de humos y por tanto, absorbe grasa y todo tipo de olores que forman cúmulos de suciedad en ella.

Pues bien, tanto para que funcione al 100% como para tenerla siempre limpia, es necesario limpiarla al menos una vez cada dos meses aproximadamente y en el blog de hoy os contaremos cómo.

Lo primero de todo es eliminar la grasa con una esponja humedecida en amoniaco para a continuación, limpiarla con un trapo húmedo con agua sólo y secarla finalmente. Podemos sustituir el amoniaco por limpiadores especializados para eliminar la grasa más difícil y que podemos encontrar en cualquier supermercado.

Para eliminar los olores de la campana que se quedan acumulados en ella bastará con llnar 2 litros de agua en una olla y el zumo de 3 limones. La ponemos a hervir durante 20 minutos mientras tenemos la campana encendida y una vez transcurrido el tiempo pasamos un paño absorbente por el extractor. Este vapor se inserta por todos los filtros eliminando los olores acumulados. Recordar que el limón es uno de los mejores aliados para eliminar cualquier tipo de olor desagradable de nuestra cocina como ya hemos nombrado en otras ocasiones utilizándolo también para combatir la mezcla de olores en el frigorífico.

Ahora que ya tenemos la campana extractora limpia, una vez a la semana debemos limpiar el filtro con agua y detergente y así evitaremos que a largo plazo tengamos la campana repleta de grasa y olores.

En Suarco además de llevar años fabricando y montando cocinas a miles de clientes, somos distribuidores de electrodomésticos y por eso conocemos todos los trucos para mantenerlos siempre en perfecto estado.

¡No os perdáis el próximo artículo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − trece =