¿Cómo podemos iluminar la cocina?

Aunque a menudo hablamos de muebles de cocina y electrodomésticos, hoy es el turno de centrarnos en la iluminación de esta estancia.

Y como no hay dos cocinas iguales, comenzaremos por los aspectos más básicos como diferenciar los distintos espacios mediante la iluminación como la zona de comer, la de cocinar o la de paso. Una vez delimitadas las estancias comenzaremos a distribuir los puntos de luz en función del diseño de la cocina, es decir, si queremos poner una mesa para comer debemos colocar un punto de luz justo encima con más iluminación que en el resto de zonas.

La zona donde cocinamos también debe contar con una buena luz para lo cual existen todo tipo de módulos para instalar debajo de muebles altos, como los halógenoso o los tubos fluorescentes para no crear sombras encima de la encimera, además de que transmitirán la percepción de que la cocina es más grande.

Otro de los puntos que muchos de nuestros clientes no tienen en cuenta y desde Suarco lo advertimos es colocar una iluminación acorde al diseño de la propia cocina. Por ejemplo si tenemos una cocina de estilo rústico siempre debemos escoger iluminaciones diferentes que si es una cocina minimalista.

El tema de los enchufes también es importante porque es el lugar de la casa donde más se necesitan y en muchas ocasiones los utilizamos para los electrodomésticos sin dejar ninguno para colocar una lámpara auxiliar con niveles de luz que pueda ampliar o reducir la luz en un momento dado y crear diferentes ambientes.

De esta forma, antes de tomar decisiones apresuradas podéis consultar con el equipo de Suarco, especialistas desde hace años en el diseño y fabricación de cocinas donde os podrán guiar en este complejo mundo de la decoración mediante la luz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =