Cómo aprovechar el espacio en una cocina estrecha

Aunque en casas antiguas todavía podemos encontrarnos con cocinas grandes, lamentablemente no es la normal. Las viviendas actuales son cada vez más pequeñas y rara vez alcanzan los 90 metros cuadrados de superficie total, por lo que si queremos que el salón y los dormitorios sean amplios, muchas veces deben sacrificarse metros de los baños y de la cocina. Por este motivo, cada vez es más frecuente encontrar cocinas en forma de «L» o enormemente estrechas que aprovechan los metros sobrantes de la vivienda. Y el problema ya no es sólo las molestias que presentan a la hora de moverse, sino también las dificultades que se nos plantean a la hora de amueblarlas.

Afortunadamente hay formas de mejorarla y dar mayor sensación de amplitud a la estancia sin que la funcionalidad o la comodidad se vena perjudicadas.

cocina estrecha

Distribución de los muebles de cocina

La distribución del mobiliario debe ser perimétrica, es decir, aprovechando el espacio en vertical de la paredes y dejando la mayor cantidad de espacio libre en el centro. No importa si no cuentas con mucho sitio. La idea es aprovechar cualquier rincón por pequeño que sea a través de soluciones como estanterías, cajones o armarios. De esta forma, dará mayor sensación de orden y de amplitud.

Elección de los muebles de cocina

La mejor opción cuando tenemos una cocina estrecha es elegir muebles que no tengas puertas o que sean correderas o poner bandejas giratorias para poder acceder a las cosas sin mucho problema. De esta forma, no solamente ganaremos amplitud, sino que además, nos resultará mucho más cómodo movernos por la estancia.

También es recomendable apostar por mesas auxiliares o encimeras que puedan plegarse y adosarse a los armarios o a las paredes. Y lo mismo con las sillas, ya que de esta manera nos estorbarán menos y podremos disfrutar de más espacio mientras cocinamos.

Juega con los colores

Los colores claros, como los crudos o pasteles, ayudan a agrandar visualmente el espacio. Debido a ello, los muebles blancos son tendencia ahora. y es que transmiten limpieza y reflejan mucho más la luz que otros colores y texturas. Además, si tienes ventanas en la cocina, debes procurar que entre la mayor cantidad de luz posible para que parezca más grande.

La clave está en el orden

Como ya habrás deducido, en las cocina estrechas el orden juega un papel fundamental, ya que nos facilita mucho la labor. Aprovecha el espacio en vertical de las paredes para colocar cosas. Además puedes poner enganches para colgar lo que necesites tanto encima como debajo de los muebles, por ejemplo, los vasos boca abajo.

Evita tener menaje en exceso

No es nada aconsejable tener demasiadas cazuelas, sartenes o platos. Intenta tener solamente los necesarios y no dejes por medio el carro, la escoba o el cubo de basura, ya que lo único que conseguirás es ponerte obstáculos a ti mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 15 =