Share Button

Uno de los platos más reconocidos de la gastronomía española, es el gazpacho y más en la época en la que nos encontramos; sin embargo, a día de hoy existen muchas variaciones de este plato tan tradicional que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y hoy desde el blog de Suarco os presentamos precisamente estas variedades.

gazpacho-albahaca

Partimos de la composición original que se remonta hasta el siglo XIX que incluye tomate en su punto justo de maduración, pimiento verde, pepino, cebolla, ajo, aceite, vinagre y sal, una receta de lo más refrescante.

Después de éste apareció una versión un poco más suave que el original porque presciden de pepino que tiene un sabor muy intenso y por lo tanto la mezcla se suaviza.

El salmorejo en realidad es otra de las variantes del gazpacho tradicional puesto que aunque el tomate sea su ingrediente principal su textura es más consistente porque la recete incluye pan para hacerlo más denso, un poco más de ajo y además se el añaden trocitos de huevo cocido y jamón serrano como acompañante.

El gazpacho andaluz es exactamente igual que la receta original pero con con pan.

El ajoblanco es muy tradicional en la cocina de Andalucía y se compone de almendras, pan y ajo.

Con el auge de la cocina más moderna nos encontramos con otras modalidades de gazpacho como el gazpacho de fresas en el que sustituimos el tomate por esta fruta, el gazpacho de melón, remolacha o calabacín en la que sólo cambia el ingrediente principal.

¿Quieres conocer más noticias como ésta? No te pierdas cada semana todas las noticias que te traemos al blog de Suarco.

Sobre el autor

Sin Comentarios

Puede publicar primer comentario respuesta.

Deja Un Comentario

Introduzca su nombre. Por favor, introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor, introduzca un mensaje.