Share Button

El Blanco y Negro es un clásico en las cocinas que nunca pasa de moda. Este contraste de color es un acierto y funciona en todo tipo de cocinas, dotándolas de un aire elegante y sofisticado.

 

La clave distribuir sabiamente los colores en la cocina y elegir electrodomésticos de color metalizado en caso de que no estén integrados en los muebles.En el caso de esta cocina de 10 m2 se ha optado por un blanco supermate acabado seda, una tonalidad que está cogiendo mucha fuerza. Otro contraste es que aportan los uñeros en color plata mate que le da mucha alegría a la cocina.

 
                                             

En la primera parte de esta cocina en Blanco  y Negro nos encontramos con un  frontal de 3.75, en el que vemos la primer dificultad por la viga del techo. Por lo tanto hemos hecho una columna con  microondas de altura especial todo colocado de tal manera que libra las aperturas de la ventana. Un detalle especial de esta cocina, es la placa de gas con un horno de 45 cm debajo por lo que ganamos un cacerolero inferior. Para separar la placa de gas del lateral hemos colocado un mueble de fondo  especial con un  mini botellero.

La parte superior de este mueble de cocina hemos colocado unos muebles abatibles plegables, uno de nuestros sistemas favoritos por su facilidad de apertura. La campana, Elina esta  integrada en el mueble.

En  la parte baja con un cajonero de 70 cm con cajones y cubertero seguido de una lavadora integrable con su mueble  de cocina alto plegable en la parte superior.

Para  continuar con la zona de aguas en vemos el fregadero. Un fregadero sobreencimera con escurreplatos. Actualmente estos fregaderos no se ponen mucho pero combina a la perfección con la estética de la cocina

El mueble fregadero continua con la línea de la cocina; esta formado por  dos caceroleros con cubos de basura integrados y terminamos esta parte baja con un mueble de fondo especial con una puerta y bisagras con freno.

Un detalle es que en la zona encima del fregadero lleva escurreplatos en acero inoxidable con mueble hidrófugo resistente a la humedad, lo que hace que sea un mueble muy resistente.

La parte superior de esta cocina moderna está iluminada con luz led.

La parte trasera nos encontramos una columna frigorífico con su mueble abatible superior  y  mueble  columna  con escobas y la tabla de planchar.

Con el silestone negro hemos puesto la encimera  y  se ha forrado el frontal del mismo material. Lo que aporta limpieza y amplitud a la cocina.

La clave para dominar este diseño es combinar ambos colores a la perfección. Dando protagonismo al blanco y dejando el negro para detalles como las encimeras, mesas auxiliares, apliques… lograremos que las cocinas pequeñas no pierdan sensación de espacio y dar un aspecto atractivo a la cocina.

Sobre el autor

Sin Comentarios

Puede publicar primer comentario respuesta.

Deja Un Comentario

Introduzca su nombre. Por favor, introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor, introduzca un mensaje.